libros de Ursula K. Le Guin y la ciencia ficción

Lecturas recomendadas: los libros de Ursula K. Le Guin y la ciencia ficción

Por Cristina Daniele

La ciencia ficción es un ejemplo de cómo lo imaginario puede superar lo real. Libros, películas, series, historietas, recrean mundos extraños, con alienígenas, seres con superpoderes, teletransportadores, naves espaciales y bases terrestres interplanetarias. Hacemos un repaso por este tipo de producción y una de sus escritoras más destacadas, Ursula Le Guin.

Ursula K. Le Guin
Nacida en Berkeley en 1929, publicó poesía, literatura infantil y ensayo. Sin embargo, debe su fama a una prolífica producción de cuentos y novelas fantásticos y de ciencia ficción. Es la primera mujer galardonada con el título de Gran Maestra por la Asociación de escritores de ciencia ficción y fantasía de Estados Unidos (SFWA).
En 1966 se edita su primera novela El mundo de Rocannon, en ella recrea el viaje de un científico a un mundo donde conviven tres especies inteligentes diferentes y contiene las bases de su universo creativo: el mundo hainish o Ekumen, donde habita un gran número de razas con variantes psicológicas y culturales, a pesar de  provenir todas de una única civilización ancestral cuyo origen se encuentra en el planeta Hain. En esta serie se incluyen dos novelas consideradas obras maestras: La mano izquierda de la oscuridad y Los desposeídos: una utopía ambigua.
No inscriptas en el universo Ekumen, escribió otras novelas de ciencia ficción: La rueda celeste, El ojo de la Garza y El eterno regreso a casa.
En la serie fantástica Terramar, seguimos el derrotero de un joven aprendiz de mago mientras lucha con su propios miedos, la componen Un mago de Terramar, Las tumbas de Atuan , La costa más lejana, Tehanu  y En el otro viento. En este grupo de textos, donde la magia funciona como una ley natural, hay una pintura social y una profunda reflexión filosófica sobre los valores, los vínculos  y las creencias. Dragones, talismanes, espectros, sabiduría arcaica, poderes divinos se mezclan con lo cotidiano, los más sabios viven en austeridad extrema, contraponiendo el dominio de sí mismo con el mundo material. En extremo poéticos, son libros que no pasan desapercibidos.
Dueña de una capacidad metafórica admirable, plantea la dualidad humana, dramatizando los conflictos para exponerlos. Por ejemplo, La mano izquierda de la oscuridad  transcurre en el planeta Gueden, la raza que lo habita tiene una particularidad: cada miembro de la  especie dispone, en forma alternativa y aleatoria, de los dos sexos, convirtiéndose en padres de algunos hijos y en madres de otros. El protagonista, Genly Ai, es un terrestre ordinario, como visitante-observador  se enfrenta a los prejuicios, tanto a los que siente ante esa rotación de sexos como a los que genera en los demás por ser distinto. Temor a lo desconocido, no aceptación de las diferencias, mutuo rechazo es el trasfondo de esta narración insoslayable.

Su obra
Novelas de la serie Terramar: Un mago de Terramar, 1968, Las tumbas de Atuan, 1971, La costa más lejana, 1972 (ganadora del Nacional Book Award), Tehanu, 1990 (ganadora del premio Nébula) En el otro viento, 2001. Estas novelas fueron recopiladas en varias ediciones bajo el nombre de Historias de Terramar.
Historias cortas de la serie Terramar: Las doce moradas del viento, 2001, Cuentos de Terramar (ganadora del premio Endeavour)
Novelas del ciclo Ekumen: El mundo de Rocannon, 1966, Planeta de exilio, 1966, La ciudad de las ilusiones, 1967, La mano izquierda de la oscuridad, 1969 (ganadora de los premios Hugo y Nébula), Los desposeídos: una utopía ambigua, 1974
Historias cortas del ciclo Ekumen: Traiciones, 1994, El Día del Perdón, 1994, Un hombre del pueblo, 1995, La liberación de una mujer, 1995.

Ciencia ficción
Ciencia ficción es el nombre que usamos para agrupar a la producción literaria y cinematográfica que, movilizada por el avance científico y tecnológico de los últimos años, especula sobre el futuro del mundo o de la humanidad.
Se ocupa de relatar acontecimientos dentro de esquemas imaginarios de muy variadas opciones: la conquista del espacio, viajes interestelares, hecatombes del cosmos, evolución del conocimiento, contacto con civilizaciones alienígenas, desarrollo de la robótica, supremacía de las máquinas, mundos paralelos, realidades virtuales, inteligencia artificial, mundos perdidos, viajes en el tiempo, entre otros.
La convención indica que en ciencia ficción importan más los postulados y las ideas que los personajes. Sería un tipo de escritura preocupada por elaborar una hipótesis o plantear un conflicto producido por una invasión tecnológica en la sociedad.
El universo representado en estas historias resulta verosímil por la lógica de su construcción, aun cuando no sea posible comprobarlos desde la racionalidad o la ciencia. Sus temas más frecuentes exploran las consecuencias de inventos o descubrimientos científicos y técnicos, el avance de la biotecnología, la ingeniería genética y clonación un futuro utópico o apocalíptico, holocausto nuclear, máquinas que permiten viajar en el tiempo o desplazarse a grandes distancias de forma inmediata, la vida extraterrestre, la exploración y colonización del espacio exterior, mundos dominados por robots u otras especies no humanas.
Con una fuerte preocupación por lo desconocido y la falta de controles, la ciencia ficción es un tipo de relato que implica una crítica social y política.

Un poco de historia
Si bien hay precursores en mitos antiguos – como las estatuas de madera de Dédalo o el Golem – se considera que la primeras obras del género, tal como hoy lo entendemos, son Somnium de Johannes Kepler (1623) y Frankenstein o El moderno Prometeo de Mary Shelley (1818).
Algunos cuentos de Edgar Allan Poe, por ejemplo La incomparable aventura de un tal Hans Pfaal, El poder de las palabras, Revelación mesmérica, La verdad sobre el caso del señor Valdemar, Un descenso al Maelström, Von Kempelen y su descubrimiento, reúnen elementos típicos de este tipo de relato como los viajes en globo y teorías sobre el cosmos.
Será Julio Verne quien incorpore la ciencia como eje temático en los argumentos en sus novelas, produciendo una transformación a partir la publicación de Cinco semanas en globo (1863). También H. G. Wells basa sus narraciones en sofisticadas invenciones pero dándole carácter de crítica social, tal el caso de La máquina del tiempo.
El género logra reconocimiento a partir de la difusión de las obras de Isaac Asimov, Arthur C. Clarke y Robert A. Heinlein. Tal es así, que algunos autores de respeto en los ámbitos académicos, incursionaron con este tipo de relatos, como Aldous Huxley, C.S. Lewis, Adolfo Bioy Casares, Jorge Luis Borges o George Orwell.
Algunos clásicos: Crónicas marcianas y Fahrenheit 451 de Ray Bradbury, Mercaderes del espacio de Frederik Pohl y Cyril M. Kornbluth, Más que humanode Sturgeon; El fin de la eternidad de Isaac Asimov y 1984 de George Orwell.
Con la aparición de William Burroughs y J.G. Ballard, los temas fueron cambiando el foco por aspectos no tan explorados como la consciencia, los mundos interiores o relativización de los valores morales.

En el cine y la televisión
Tanto para películas cinematográficas como para series televisivas se han adaptado cuentos y novelas y se han creado guiones específicos. Usados, en general, para criticar aspectos políticos o sociales, cuestionar el conocimiento y explorar la definición del ser humano.
La aparición, en 1968, 2001: A Space Odyssey de Stanley Kubrick fue un verdadero hito. Le siguieron sagas que hoy consideramos clásicos: Star Wars , Close Encounters of the Third Kind, E. T.: El extraterrestre, Men in Black, Matrix, Mad Max.
En televisión, algunas series han generado una ola de fanáticos y seguidores: Doctor Who, Star Trek (en todas sus versiones: Original, Next Generation, Voyager, Deep Space 9), The X-Files, Stargate-SG1.